Potabilización

Publicador de contenidos

Estación de tratamiento de agua potable

Tratamos tu agua
 

El agua bruta captada que llega a la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Plasencia (ETAP) contiene cantidades bajas de materia orgánica, inorgánica y microorganismos (patógenos y no patógenos). A consecuencia de esto, el agua suele tener color y turbidez que impide que pueda consumirse directamente. En la ETAP de Plasencia, a través de diferentes procesos (desbaste, oxidación, coagulación-floculación, decantación, filtración y desinfección), el agua se convierte en apta para el consumo humano, o lo que es lo mismo, queda perfectamente potabilizada.